martes, 11 de enero de 2011

Alfajores de Maicena

El olor del dulce de leche invadía la cocina y un aroma a vainilla se adueñaba de mi cuarto. En un rincón de la cocina,  mi madre moldeaba y estiraba un trozo de masa amarillita que iba cortando con el borde de un vaso, sacando pequeños circulos que iba poniendo en la bandeja del horno. Es curioso como la recuerdo envuelta en aquel olor a vainilla, con su pelo ondulado y aquella tremenda sonrisa con la que tambien me endulzaba el alma.

Jamás probé unos alfajores como aquellos, que sabían realmente a Gloria como su nombre.....


- 100 gr de manteca
- 3/4 de taza de azúcar (150 gr)
- 1 yema de huevo
- 1 huevo
- La cascara rallada de 1/2 limón
- 1 taza y 1/4 de maicena ( 150 gr)
- 1/2 taza de harina (60 gr)
- 1 cucharadita de polvo para hornear (levadura)
- 250 gr de dulce de leche
- 3 cucharadas de coco rallado

Se bate la manteca con el azúcar hasta que este cremosa. Agregar la yema y el huevo, batiendo bien y luego la cáscara de limón.

Aparte se tamizan juntos la maicena, la harina y el polvo royal y se agregan a la preparación anterior.

Se amasa ligeramente sobre una tabla enharinada hasta que la masa quede lisa y se deja descansar, 15 minutos. Luego se estira de 1/2 cm de espesor y se corta con un corta-pastas redondo.

Se colocan sobre una placa de horno enmantecada y se cuecen en horno moderado durante 15 minutos, sin dejar que tomar color.

Una vez fríos se unen de a dos con dulce de leche entre ellos y se pasan por coco rallado.

1 comentario:

Mª Ángeles Sánchez dijo...

¡qué recuerdos tan bonitos tienes!
Me voy a copiar la receta, con tu permiso. A ver si yo huelo también a vainilla, y mis hijos me recuerdan alguna vez así, con ese cariño y amor.
Este blog va a ser una delicia para leer, acompañándote mientras evocas hermosos recuerdos.