domingo, 16 de enero de 2011

Empanaditas Criollas

Mi Tia Loly era una cocinera maravillosa. Hacía unas comidas y unos postres riquísimos y sobre todo le encantaba invitar a amigos y familiares para que degustaran sus exquisiteces. No solo era buena cocinera sino que presentaba la mesa de manera impecable. Todo lo que se propusiera hacer era capaz de realizarlo con una maestría increible.

Impulsiva, dicharachera y sin pelos en la lengua, fue capaz de crear unos maravillosos cuadros hechos de azulejos pintados a mano, que hoy adornan las paredes del que fue su chalet. Basados en estampas andaluzas, corridas de toros y mujeres a caballo, con un colorido y una destreza admirables han quedado de recuerdo no solo en su patio sino también en alguna que otra Bodega y Picadero de amigos, que son admirados por los  tours de japoneses o visitantes del lugar.

Su carácter rebelde distanciaba de la serenidad y las maneras dulces y tranquilas que mi madre tenía, era todo explosión y desde luego la típica persona que no pasaba desapercibida. Hoy en día muchas veces me acuerdo de ella y echo de menos tantas charlas como tuvimos.  Era como el lacito que me quedaba atándome a los recuerdos inolvidables de mi madre.

Sus empanadas criollas eran insuperables. Este fin de semana, las he vuelto a hacer pero me faltaban unos  comensales de lujo, aquellos que hicieron de las empanadas argentinas, un vinculo, una etapa maravillosa y una vivencia común . Ya no están. Pero todos y cada uno de ellos, han formado la maravillosa familia que tuve.

Ya sé tia, lo que me dirías: .."Las mias son mejores ché ..".




Masa: 

-350 Grs. de Harina
-150 grs. de agua
-150 grs. de aceite
-1 cucharadita de sal

Relleno:

-1/2 Kg. de carne picada.
- 2 cebollas picadas
- Medio pimiento rojo picado
- Dos dientes de ajo
- Un tarrito de aceitunas
- Tomate triturado
- Dos huevos Duros
- Pasas de uva sin semillas
- Comino
- Pimienta negra molida
- Sal

Se hace un sofrito con la cebolla, los ajos y el pimiento cortaditos, a fuego lento hasta que la cebolla esté transparente. Se agrega la carne picada, con sal, pimienta y comino. Una vez rehogada se añaden las aceitunas, pasas de uva y los huevos duros picados y un chorreoncito de tomate triturado. Dejar a fuego lento unos minutos.

Hacer un volcán con la harina, agregar en medio la sal, el aceite, el agua y amasar. Dejar reposar la masa tapada con un trapo durante 30 minutos. Una vez pasado este tiempo estirar la masa y con un cortapasta grande, hacer los redondeles de la empanadilla. Rellenar y pegar los bordes, cerrando la masa con unos pliegues o con la punta de un tenedor. Pintar de huevo y hornear hasta que estén doradas. 

2 comentarios:

paloma19681 dijo...

Me parece una buena receta, la voy a hacer. Conozco un sitio en Madrid, que las hacen exquisitas (la dueña es argentina) y las echo de menos. Voy a hacer esta receta en casa a ver si me sirve de consuelo, ahora que ya ese bar tan entrañable me queda tan lejos......... y muco más lejos me queda Argentina!!!
Gracias Susana esta me la guardo!!!

Labuhardilladelosduendes dijo...

Espero que te salgan muy ricas. Es preferible freirlas, salen más jugosas...