miércoles, 12 de enero de 2011

Sanguchitos calientes

Que ya están los sanguchitossssss!!!!. La voz de mi mamá resonaba en el patio, mientras mi padre arreglaba el coche o estaba en el galpón ordenando herramientas. Los sandwiches o sanguches como se les dice en Argentina, eran una vez horneados una pura delicia, el sentir el crujir del pan y el queso que chorreaba por el filo y formaba una corteza dorada que se pegaba a la bandeja del horno y de la que yo era la pimera en deleitarme.


Hoy en día mis hijas, amantes incondicional de todo lo que lleve queso, tienen que repartir estos churrusquitos que forma al tostarse y hay verdaderas peleas para ver cual de ellas consigue el más grande y más doradito.


Sanguche de Jamón y queso

-Pan tierno
-Mantequilla
-Jamón york
-queso de barra

Sencillamente se pone mantequilla en el pan, una loncha de jamón y otra de queso y se hornea hasta que esté doradito.

Sanguche de Atún y Anchoas

El más irresistible de todos. Está "delicius" como diría mi hija Gloria

- Pan tierno
- Una lata de atún
- Huevo duro
- Mayonesa
- Anchoas

 Se unta el pan de mayonesa, se agrega el atún, el huevo cortado en rodajas y las anchoas. Se hornea hasta que esté doradito.